Esta mañana nos hemos despertado con la Cruz del Arquillo del Ayuntamiento destrozado por una mujer que no tenía otra cosa mejor que hacer.

Lo curioso es que nuestro sistema periférico de seguridad que cubre los 360° del Ayuntamiento de Sevilla no ha captado nada. No por que no estén las cámaras ni las mismas no sean visibles no, no han captado nada ya que llevan años estropeadas. Ni graban ni visualizan en directo nada. Sólo hay una que si funciona que es la de la entrada principal.

 

Curioso también es que los compañeros de Seguridad, para intentar prestar su servicio con la mayor profesionalidad posible con los pocos y nefastos medios a su alcance, por iniciativa propia, se conectan a una aplicación web pública que emite señales “ en directo” de algunas partes de la ciudad. En este caso usan la cámara situada en el Laredo y con ello “medio” visualizan un tramo de la plaza de San Francisco.
Puede parecer de chiste, incluso alguno lo haga, pero el ayuntamiento es la casa del pueblo, no solo está ocupado por políticos y trabajadores municipales, es un lugar de visitas, exposiciones, reuniones e incluso de información para los visitantes. Un lugar público que en un momento de necesidad puede ser utilizado por los ciudadanos como lugar de refugio.

 


Pero para nuestro actual Gobierno Municipal no es nada, nada que requiera unas cámaras de seguridad en condiciones. Unas cámaras que ofrezcan la vigilancia necesaria de un edificio público de esa envergadura e importancia y más cuando estamos en un estado de alarma antiterrorista de grado cuatro superior.
Todos hemos escuchado miles de planes de evacuación, de protección, de seguridad por la situación tan excepcional y peligrosa que tenemos. Ahora resulta que el alma política de la ciudad depende de una aplicación web gratuita para su protección. Lo dicho de chiste.
Está claro que para este Gobierno la seguridad pública de sus dirigentes, trabajadores y ciudadanos es una broma y se permiten jugar libremente con ella.
Esto no es la primera vez que ocurre, hace unos meses en un distrito policial se vivió una situación muy anecdótica, una persona estaba en el mostrador queriendo hacer una gestión ya dentro del distrito, 2 minutos después apareció entrando por la puerta en las pantallas de seguridad. Cuando se revisó el problema, era muy simple, el servidor no soportaba las 5 cámaras que tenía conectado por ello el retraso en la imagen. La solución no fue comprar una nuevo acorde a la necesidad, la solución fue quitar cámaras y dejar solo una.
En otro distrito los cables son de tal antigüedad que se han estropeado y ya es imposible volverlos a conectar. La solución es poner unos nuevos, pero el ayuntamiento opta por no conectar las cámaras.
Hace unos meses, justo en la puerta de la Jefatura un turismo se sale de la vía y golpea una veintena de motos estacionadas correctamente. Una cámara de Jefatura enfocando a la zona, pero es de tan mala calidad que no se ve nada.
Esta es la seguridad que nuestro Alcalde brinda a sus compañeros políticos trabajadores y ciudadanos. Una seguridad de chiste. Lógicamente es que no habrá dinero para estos menesteres, para otros si los hay y sin problema alguno.
Desde el SPPME-A instamos a que el Ayuntamiento muestre públicamente el vigente y aprobado Plan de Evacuación y Emergencia de la Casa Consistorial (Ayuntamiento), si existe claro. Igual así es capaz de explicar como dos puertas rotuladas con cartel de emergencia no son tales. Una da a una estantería y la otra situada en la sala de la Logia, que da a la calle, no se puede a ceder ya que previamente tiene una puerta cerrada con llave. También tendrá que explicar como no existen puerta de apertura rápida, antiincendios y demás medidas de seguridad que obliga a todos los establecimientos pero el no cumple.
Desde el SPPME-A llevamos mucho tiempo pidiendo que se tomen en serio la seguridad, recibiendo la callada por respuesta.

Ver el comunicado aquí