El sindicato SPPME-A, representando al colectivo de la Policía Local de Arcos de la Frontera y con representación en la mesa de negociación, denuncia una serie de deficiencias, corroborado por los partidos políticos de Ciudadanos y VOX.

Desde hace numerosos años se viene denunciando las condiciones actuales de la jefatura que no reúnen las condiciones básicas de seguridad y salubridad. Recientemente el alcalde de esta localidad, Don Isidoro Gambín Jaén emite nota de prensa en la cual manifiesta que se ha producido una serie de mejoras desde el año 2015 en las dependencias de la Jefatura. Debemos contestar a dichas declaraciones con lo siguiente:
 
– Desde 2015, solo ha dotado a las dependencias Policiales de 12 sillas, algunas usadas. En la actualidad tenemos unas dependencias precarias, con el mobiliario roto, dando una imagen tercermundista de cara a los ciudadanos que aquí acuden a diario. Muchos de ellos se echan las manos a la cabeza no dando crédito en las condiciones que estamos actualmente.
– Se están utilizando como archivo una celda de mujeres y la parte superior de las taquillas, donde los agentes se cambian de ropa.
Los cuartos de baños no están aptos para ser utilizados, desprendiendo este malos olores.
– En el mes de septiembre nos tenían que haber dotado de la uniformidad reglamentaria, y hasta la fecha de hoy no hemos recibido
– Y lo más alarmante, la carencia de efectivos relacionados con la seguridad ciudadana, provocado por la despreocupación absoluta del actual equipo de gobierno llegando a ser una situación preocupante por la falta de agentes.

Carencia de agentes en el municipio

A raíz de dicha carencia se ha podido corroborar el aumento de infracciones penales en esta localidad de un 7.5 por ciento según datos del Ministerio del Interior. Por ello, se ha instado a la actual concejala de seguridad ciudadana Dña. María José González Peña, a solucionar dicho problema que hasta hoy ha hecho oídos sordos a cualquier reclamación relacionada con esta materia.

Los representantes de los trabajadores han solicitado por escrito y verbalmente, una oferta de empleo público de plazas de policías, ya que en la última década se ha reducido en más de un 30% de los efectivos policiales, provocando con ello la alarmante supresión de determinados servicios policiales.
 
Los efectivos que realizan servicio dentro de la jefatura, que se encuentran desbordados por la cantidad de trabajo y los que realizan servicio en la calle alcanzan apenas los 36 agentes, realizando inclusive algún servicio unipersonal. El peligro que esto conlleva implica como ejemplo un caso acaecido recientemente en esta localidad, el cual uno de los componentes de dicha plantilla ha sufrido la fractura de un dedo ante una agresión ciudadana.

La edad media de los efectivos policiales es de unos 51 años, esto implica que dentro de cuatro años dichos efectivos deberían pasar a segunda actividad. Es decir, que dichos policías dejarán de realizar trabajos de prevención en las calles de la localidad. Todo esto sumado al anticipo de jubilación aprobado recientemente por el gobierno central, tendrá como consecuencia que van a verse reducidos a la mitad el número de agentes en cuestión de cinco años.

Desde el sindicato SPPME-A se informa que, a pesar de haber 11 jubilaciones próximas, más las que se llevaran a cabo de manera inminente, no han ofertado ni una sola plaza desde las últimas convocatorias, allá en el 2009. Con éstas prácticas no se dará la oportunidad a los vecinos de esta localidad que tengan la aspiración de formar parte de esta plantilla de Policía Local.

La solución que aporta la delegada de personal es sacar plazas de mandos y realizar una promoción interna, a costa de eliminar de un plumazo 8 plazas policiales, las cuales estaban presupuestadas.

Por todo lo anterior expuesto y por no cumplir el equipo de gobierno con los acuerdos firmados con el colectivo de la Policía Local, la presencia policial en las pedanías arcenses y que en muchos eventos de la localidad es nula, utilizando este equipo de gobierno vigilantes de seguridad. Como en la cabalgata de reyes, así como voluntarios de protección civil para desarrollar el trabajo de la policía poniendo la seguridad de los ciudadanos en grave riesgo.

Es por ello que instamos a la concejala delegada en materia de seguridad ciudadana, al retorno de posturas dialogantes y de otra forma poder satisfacer las necesidades que la ciudadanía nos traslada cada día en la primordial función que desarrollan los componentes de la Policía Local de Arcos de la Frontera.