El Ayuntamiento de Sevilla, por medio de una nota de prensa, pretende hacer creer a la ciudadanía que está reforzando el modelo de la Policia Local de los barrios.

Nada más lejos de la realidad. La única verdad es que el número de policías de los Distritos Municipales se va reduciendo de manera progresiva.

El hecho de poner una pareja de policías a pie en determinados barrios de la ciudad no es más que un mero acto de propaganda. Diariamente se quedan sin atender muchas solicitudes de servicios, ante la carencia real de policías.

La plantilla actual no puede soportar el elevado número de servicios ordinarios, unidos al, cada vez mayor, incremento de eventos en la ciudad.

Desde julio de 2017, el Alcalde se vanagloria de que se ha aprobado la RPT de la Policía Local, como si fuera la panacea que terminará con las penurias que soporta el Cuerpo desde hace muchos años.

La Relación de Puestos de Trabajo de la Policía Local es la gran mentira de Juan Espadas.

El papel lo aguanta todo. El compromiso del actual Alcalde con los vecinos de Torreblanca, ha quedado en eso, en un documento sin validez, que casi dos años después, no se ha podido desarrollar, como así lo esgrime el propio Ayuntamiento recogido en Sentencia de la Sala de lo Contencioso Administrativo nº 3 de Sevilla, 50/2019.

Los datos ofrecidos por el Delegado de Seguridad Juan Carlos Cabrera, son otra muestra más de que todo vale a la hora de hacer propaganda. El actual gobierno no va a ser capaz de culminar la convocatoria de las 50 plazas de policías. 50 plazas que fueron ofertadas por el anterior gobierno y que cuatro años después, aún no se sabe cuándo va a culminar el proceso selectivo.

El primer examen se realizó el pasado 17 de noviembre de 2018. A día de hoy todavía no han salido las calificaciones, ni se sabe fecha para realizar el segundo. Teniendo en cuenta que cuando culmine el proceso selectivo, todavía hay que esperar nueve meses más de academia ¿alguien sabe para cuándo estarán operativos en la vía pública?

De las 114 plazas anunciadas, mejor ni hablemos.

Desde el SPPME-A le pedimos al Ayuntamiento de Sevilla que evite la propaganda política a costa de mentiras sobre la Policía Local, ya que donde no hay, no hay y es imposible realizar el milagro de los panes y los peces.