La Policía Local de Coria del Río (Sevilla),  se ve obligada nuevamente a acudir a los tribunales por la constante vulneración de derechos laborales que afectan a la seguridad de los propios policías y por ende a la del municipio y todos los ciudadanos.
El pasado 28 presentaron en los juzgados de Instrucción de Coria del Río una querella penal para poner en conocimiento de la autoridad judicial, determinados hechos que podrían ser constitutivos de infracción penal, y cuyo responsable podrían llegar a ser el Sr. Modesto González Márquez y su equipo de gobierno (PA), algunos de sus concejales delegados y determinados técnicos del Excmo. Ayuntamiento.

Tras haber recibido en dos ocasiones la estimación total del contenido de sus demandas en la jurisdicción de lo contencioso administrativo, el colectivo policial se ha visto obligado a comunicar nuevamente a los juzgados los hechos que vienen padeciendo.

A diferencia de la jurisdicción contencioso administrativa, donde la responsabilidad recae sobre la administración, este tipo de procesos persigue hacer responsable personalmente a la autoridad municipal o técnico que haya cometido presuntamente el ilícito, acarreando penas de hasta 10 años de prisión, inhabilitación para cargo público de hasta 15 años y penas de multa de hasta 24 meses.

Coria del Río va a llegar a las próximas elecciones con una pérdida de efectivos policiales de entre 9 y 12 funcionarios, una merma de graves consideraciones en la realización de los servicios.

Prueba evidente es la falta de efectivos que padece la plantilla en casi todos los turnos, que prácticamente nunca cuentan con efectivos para hacer frente a la demanda del pueblo.

La nefasta gestión que se está llevando a cabo, provoca que durante su mandato el colectivo policial no pueda hacer frente a los turnos de trabajo y la Jefatura de Policía se encuentre cerrada y sin efectivos en infinidad de ocasiones.

Esta situación se ha visto agravada como consecuencia de la caducidad de las ofertas de empleo público por parte del Ayuntamiento, que evita convocar las plazas de policías y oficiales que han ido quedando vacantes para publicitar un superávit en las arcas municipales, reduciéndose de 6 a 1 los oficiales o mandos intermedios y a 1/3 la plantilla de los policías.

De seguir así, el cuerpo de la Policía Local de Coria del Río llegará prácticamente a su extinción, lo que provocará una grave inseguridad y dejará en manos de la suerte todas las competencias propias que ningún otro cuerpo policial puede desempeñar.

Sección Sindical del Sppme-A de Coria del Río