Hoy, tras varios años, la plantilla de la Policía Local de Sevilla hemos vuelto a tomar la calle para reivindicar nuestros derechos como trabajadores.

Ya hacía algunos años que no nos veían en la puerta del Ayuntamiento, pese a que algún periodista parecía desearlo, pero todo idilio amoroso tiene su fin. Después de 4 años ya estamos hartos de mentiras y que se crean que nos pueden tomar el pelo.

Ya no solo es que la Feria no la paguen por haber perdido un papel, y que los juicios desde mayo de 2018 no se abonen porque el Interventor no hace más que pedir papeles. Están jugando con nuestra seguridad y la de los ciudadanos.

Tres años después de la primera remesa de chalecos antibalas seguimos esperando la otra mitad que falta, las cámaras perimetrales de distritos, Jefatura y Ayuntamiento ni funcionan ni se espera que lo hagan, en las sedes de distrito faltan cámaras, alarmas, aires acondicionados.

 

La Policía Local de Sevilla de nuevo en la calle

 

La plantilla cada vez es más escasa, cada día la ciudad acoge más eventos y a ningún cargo político se le cae la cara de vergüenza de llevar año y medio para incorporar a 50 nuevos policías. De las 113 plazas solo sabemos que se inició el proceso de solicitud.

Tenemos 8 oficiales que han aprobado la oposición pero que no pueden ejercer ya que no hay curso de formación.

Las transmisiones están un día sí y otro también colgadas, sin acceso a llamadas del 112 ni del 092, ordenadores bloqueados, patrulleros sin poder localizarlos por GPS, equipos que se quedan colgados cada 15 minutos sin saber que ocurre en la calle, en el turno de noche no se pueden instruir atestados ya que el programa no funciona. Eso si la camarita de pecho es ahora lo importante.

El contrato de la grúa caduca en unos meses al igual que el de los patrulleros y aún no se ha terminado el primero ni empezado el segundo.

 

La Policía Local de Sevilla de nuevo en la calle

 

En diciembre de 2018 se firmó un convenio con el Estado (del mismo color político que el Ayuntamiento) en el que no hay nombres de los firmantes, y por el cual nos quitan competencias en seguridad ciudadana e instrucción de atestados.

El mayor damnificado es el Grupo Diana que pierde la mayor parte de sus competencias quedando como auxiliares del Cuerpo Nacional de Policía, sin importarle al Ayuntamiento como queden las víctimas. Cada día perdemos patrulleros para ir a instruir los atestados al CNP cuando anteriormente al hacerlo nosotros no se producía tanta pérdida de tiempo.

Pese al nefasto acuerdo que nos ha hecho retroceder 20 años, y como consecuencia de la grave falta de personal de CNP seguimos, sin competencias ya, asumiendo su trabajo. Para cubrir vergüenzas ajenas en cada actuación sin CNP se está diciendo que efectivamente asisten cuando es falso.

Hoy la Subdelegación de Gobierno vende los controles conjuntos como una gran novedad en la seguridad, cuando llevamos años realizándolos. Igualmente en prensa se vende un fin de semana sin novedades, creemos que deberían haberse dado una vuelta por el Centro Comercial Lagoh y vivir los atascos y hablar con el personal de seguridad y explicarles la falta de CNP o explicar el motivo de no tener Policía Local para los conciertos.

Este gobierno nos está llevando a una situación insostenible. Lo que lo único que le importa es callar bocas con productividad sin mirar por la seguridad de sus Policías ni de los ciudadanos.
La última falta de respeto es convocar una plaza de Jefe de Policía Local sin convocar Mesa de Negociación, en un claro ejemplo de prepotencia política, además tramitado por urgencia.

Se ve que no había nada más urgente.

Las carencias actuales tanto de medios técnicos personales son de extrema gravedad. Y no se van a solucionar con un puñado de productividades.

 

La Policía Local de Sevilla de nuevo en la calle
Sevilla a 30 de septiembre de 2019.