Sección Sindical del Sindicato Profesional de Policías Municipales de España, (SPPM-E) en San Roque, con representación en la Junta de Personal de Funcionarios del Ilustre Ayuntamiento de San Roque.

Dejar claro en relación a la noticia en la que el Sr. Alcalde de San Roque resalta la aprobación en el último pleno de mejoras para funcionarios y laborales, que dicha modificación es insignificante para los trabajadores, anunciando una subida en las ayudas sociales que no son reales puesto que se sigue manteniendo un tope, que lo convierte de manera individual en una ayuda lineal para todos los funcionarios, independientemente de las cargas familiares que tengan.

Tras varios años en los que los funcionarios hemos sufrido recortes por la crisis, esperábamos que habiendo mejorado la situación económica, especialmente en nuestro ayuntamiento, se recuperara al menos el status existentes antes de la crisis. Estas modificaciones que se han realizado en el Acuerdo Regulador no cumplen con las expectativas de mejora que se tenían ya que no alcanza a llegar a la situación anterior a la crisis. Por dicho motivo no ha contado con el apoyo unánime de la Junta de Personal, con la que apenas se han negociado dichas medidas y si bien no podemos oponernos a ellas porque en si suponen una mejora con respecto a lo que había, tampoco las respaldamos por considerarlas insuficientes.

Existen además propuestas de este sindicato que nada tienen que ver con lo económico, como pudieran ser los índices correctores en el cómputo horario, o la regulación de la segunda actividad para el colectivo al que representamos que ni siquiera se han tratado, limitándose a aquello que el alcalde ha querido y propuesto.

Al inicio de esta legislatura, el señor Alcalde manifestó en los medios de comunicación su intención de dialogar con los representantes sindicales y dijo que su prioridad era la de negociar un nuevo y mejor acuerdo regulador, para terminar aprobando in extremis, unas modificaciones que a nadie contentan.

Entendemos que no se trata nada mas que de una medida electoralista para intentar contentar a los funcionarios y al personal laboral y acaparar el voto de estos en las próximas elecciones.

El señor alcalde no se ha caracterizado por el dialogo con los trabajadores municipales para dar soluciones a los problemas, al menos no con nuestro colectivo donde las mejoras o reivindicaciones no han tenido respuesta y se ha tenido que acudir a los juzgados para defender nuestros derechos, aunque hasta conseguidas sentencias favorables, luego juega con el tiempo y el dinero público, (condenas al pago de costas procesales) presentando recursos tras recurso para la dilación y el perjuicio para el recurrente.

 

 

En este situación nos encontramos con varias demandas ganadas en una primera instancia y posteriormente en el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía que han sido recurridas por la administración Local al Supremo, evitando que los trabajadores puedan exigir que se cumpla con lo demandado.

Por otro lado tampoco se nos ha atendido en nuestra demanda de ampliar la oferta de empleo, en lo referente a plazas de policías, más allá de las siete existentes en las ofertas de empleo público y que aún no se han convocado, pese a la importante merma causada en nuestra plantilla por la no convocatoria de plazas, jubilaciones, jubilaciones anticipadas y traslados a otras plantillas de agentes en busca de mejores condiciones laborales.