Sección Sindical de Aracena, Huelva

  • El Excmo. Ayuntamiento de Aracena (Huelva) ha sido denunciado la pasada semana por tercera vez ante la Inspección de Trabajo.
  • Tras 11 meses desde el primer expediente, el Ayuntamiento no ha realizado ninguna de las acciones de mejora requeridas en las instalaciones de la Jefatura de la Policía Local.

La Inspección de trabajo ha podido comprobar en las sucesivas visitas realizadas en las instalaciones municipales, lo que este sindicato lleva denunciando hace meses. La deficiencia total de seguridad en los accesos, carencia de sistemas de vigilancia en el deposito de detenidos, carencia de un vestuario acorde al número de agentes, duchas, armero, humedades, plagas de insectos, frío, y una larguísima lista de incidencias.

 

Pese a los tres avisos de la Inspección de Trabajo dadas al Ayuntamiento durante los últimos 11 meses transcurridos desde la primera advertencia, las incidencias no se han corregido para cumplir con el expediente emitido por el organismo.

Las deficiencias en seguridad e incumplimientos de la legislación sobre riesgos laborales que se estaban produciendo en las dependencia de la Policía Local de Aracena se comunicaron por escrito el pasado mes de marzo de 2017 instando a su cumplimento en un plazo de tres meses. Este plazo fue incumplido y ante la usencia de medidas, la Sección Sindical del Sppme-A de Aracena, en representación de sus afiliados de la Policía Local realiza la primera denuncia ante la inspección de trabajo en julio de 2017.

El Ayuntamiento esta vez solicita más tiempo en Noviembre de 2017 y se le otorga un plazo de dos semanas para que se le enviase el proyecto a ejecutar y tres meses para ejecutar dicho proyecto.
El último plazo dado por la inspección cumplió el pasado 22 de febrero sin que el Ayuntamiento de Aracena haya tomado ninguna medida que lleven a cabo la correcciones indicadas por la inspección. Ante esta negligencia, este sindicato (Sppme-A) se ha visto obligado a denunciar nuevamente y por tercera vez los hechos.

Según el Ayuntamiento de Aracena, las necesidades de aprobar las medidas en los presupuestos son un inconveniente para cumplir los plazos de la Inspección de Trabajo. Este sindicato quiere señalar que los presupuestos fueron aprobados en junio del 2017, dos meses después del primer requerimiento de la Inspección de trabajo, por tanto si hubiera intención del consistorio, las obras hubieran sido aprobadas en dichos presupuestos.

Los afiliados a este sindicato han tenido acceso al expediente tras dos solicitudes expresas, que en un primer momento fue denegada hasta que se le recordó al Ayuntamiento sobre la obligatoriedad de la administración de facilitar dicha documentación. Tras analizar el documento hemos observado que la planificación planteada no solamente no mejora las condiciones denunciadas, sino que además incumplen los requerimientos exigidos por la Inspección de Trabajo.